Poema #1

Por beber me perdí en noches ruidosas sudando copas frías de cerveza y orinando en sucios catres mientras mujeres miraban mi miembro exangüe y deshecho. por beber no conocí parís ni estuve en el cumpleaños de mi madre. por beber fui escoltado hasta la celda de la memoria. y lo pagué muy caro. fue que pasé bebiendo hasta que los días se hicieron uno solo. tenía treinta años que también me los perdí. por beber conocí a una mujer que destrozó mi nuca. por beber la perdí. he discutido. he golpeado paredes. he amado la soledad cuando todos se han ido y una moral infausta llena mi casa de ira y a mi cama del semen milagroso de fantasmas deformes. por beber he dormido dulcemente durante veinticuatro horas seguidas. por beber tengo amigos asesinos, violadores de tumbas, carteristas, futbolistas frustrados, cantantes de karaoke, travestis guapísimas, soció- logos comprometidos con la droga social. por beber he sido internado entre blancas paredes. me han insertado sondas por el pene. me han acuchillado en la vereda. se han reído de mi cuerpo enano. por beber adolezco de una sensibilidad tormentosa. quise escapar pero había que abrazar a dios. entonces preferí la muerte. porque por beber he sido feliz y he concebido el éxtasis como a un hijo prematuro. porque por beber ya todo es día claro a través de la miel del apestoso aliento.

Santiago Vizcaíno