Otro fragmento de un poema

Mi reina, mi discurso es una carretera medio hecha por lo contratistas ladrones con los que pactó quién sabe quien / quisiera llegar a un sitio donde me pueda acostar a reír con los choclos / tengo los dientes igual de amarillos / no es el cigarro / es el humo del transmilenio que me hace llorar / no estoy triste / no es mi llanto / es que me parece que estoy encerrado y en tu vereda, india, no hay ni plantas de energía / aunque me digas que ya compraron neveras donde guardan la ropa porque ni comida hay / ni datos hay / ni ningún diccionario nunca estará vivo / y ojalá pudieras con estos choclos hacer un sancochito, india, uno pa los dos.

José Rengifo