Semillas de Ayotzinapa

Tengo un hormiguero de arrieras picándome la lengua


Son los bosques incendiándose en la montaña


Es la multitud crepitando por los enterrados vivos


Como diamantes de una mina de carbón

David Márquez