Jaula

Un pájaro oscuro se me ha metido al pecho
es ciego
torpe
y cristalino

No conoce las ventanas de mi cuerpo
se estrella con recuerdos y sonidos.

Su aleteo me está dejando sorda
me está dejando muda

y por mis pequeños ojos se va filtrando el aire
la saliva, la sangre emplumada

Quizá me he convertido en jaula
en espejo que engaña,
en árbol sin retorno

Tal vez el pájaro no existe
y es sólo la tristeza

Tal vez yo soy el pájaro
y el cuerpo es el tuyo.

Alejandra Lerma